Jue. May 30th, 2024

Hoy os traemos un artículo con un nuevo formato de artículo, VERSUS, en el cual haremos comparativas entre juegos, facciones, unidades… El objetivo no es escoger un ganador ni decir cuál es mejor de los dos, sino que trataremos de mostrar los puntos fuertes y débiles de cada parte analizada.

Para inaugurar el formato compararemos dos de los mejores juegos de escaramuzas que hay actualmente y que tanto nos gustan: Star Wars Shatterpoint y Warhammer40000 Kill Team. Para ambos analizaremos los siguientes puntos:

  • Sistema de juego: complicación de reglas, facilidad de aprendizaje, misiones, originalidad…
  • Miniaturas: calidad de modelado, del material, dificultad de montaje, variedad…
  • Facciones y organización de listas: organización, variedad, identidad…
  • Ambientación: trasfondo, narratividad, avances…
  • Coste económico: facilidad de entrada, tokens y materiales adicionales…
  • Sistema de juego: estamos ante dos juegos con unas reglas básicas fáciles de entender y aplicar, con activaciones alternas y un formato que tiende a la agilidad. Las diferencias aparecen en varios aspectos, la escenografía tiene un papel fundamental en Kill Team, ya que una humilde barricada puede llegar a ocultar a una miniatura, mientras que en Shatterpoint la línea de visión es real, al no haber las órdenes de ocultación y trabado. Ambos usan medidas propias (en Kill Team son pulgadas, pero sin fraccionar) pero en Shatterpoint se facilita más el movimiento tridimensional siendo este más fluido. Otra diferencia es la activación ya que en el juego de Star Wars es bastante aleatoria, con pequeñas mecánicas de control mientras que Kill team nos permite elegir qué miniatura activar en cada momento. En cuanto formas de jugar ambos tienen un sistema de cartas para elegir misiones, reglas y distribución de objetivos, aunque Shatterpoint ofrece más variedad en misiones principales (las únicas que tiene), las secundarias sin embargo tienen un peso especial en Kill Team siendo tan importantes como los objetivos de misión.
  • Miniaturas: la calidad de las miniaturas de Games Workshop es indudable, y las que han hecho para las bandas de Kill Team, posteriormente adaptadas para 40000, tienen multitud de complementos y detalles que dan personalidad a las miniaturas. Además, la cantidad de piezas compatibles, tanto de otros kits de Workshop como de otras marcas, ofrecen al aficionado infinidad de opciones de conversión. Star Wars Shatterpoint nos muestra unas miniaturas con peanas predefinidas y temáticas y una estética muy similar a las series de animación de la saga con una calidad más que aceptable. Ambos juegos nos muestran un plástico de calidad y fácil montaje, en cada caja de Kill Team disponemos de instrucciones de montaje mientras que en las de Shatterpoint podemos descargarlas de la página oficial. A la hora del pintado dependerá de tu gusto por los detalles, es decir, adornos y complementos de las miniaturas. En Kill Team las miniaturas van bastante cargadas, aunque muchas piezas son opcionales, lo que en ocasiones ralentiza el proceso de pintura, para desesperación o deleite de quién sostenga el pincel. Las miniaturas de Star Wars por lo general carecen de complementos, estamos jugando con soldados clon, mandalorianos, droides y jedi que van al campo de batalla con lo justo lo que hace que el pintado sea relativamente rápido pudiendo dedicar un poco de tiempo a perfilar bien los sables láser o los tatuajes de la cara de Darth Maul.
  • Facciones: Kill Team tiene una amplia gama de bandas, en constante crecimiento, que hace casi imposible no encontrar una que te guste, tanto por estética como por estilo de juego. Desde equipos de “horda” con más de doce miniaturas a grupos de élite en los que cinco o seis agentes se infiltran para realizar una misión quirúrgica. Algunos equipos pueden parecer repetitivos, especialmente aquellos formados por marines, y muchos arquetipos se repiten en las distintas bandas, como el técnico de comunicaciones, el artillero, el médico… Además, la forma de hacer la lista es bastante limitada que tiende a crear un meta poco flexible dónde cada banda tiene un par de listas que se juegan normalmente. En Shatterpoint la organización de listas es muy distinta a otros juegos ya que la única limitación (además de el tipo de unidad y puntos) se corresponde con la época de la saga galáctica. En resumen, significa que puedes combinar unidades sin importar su facción siempre que pertenezcan al mismo marco temporal, sin embargo, a la hora de juego, aunque interesante se pierden muchas sinergias, Dooku o Grievous bonifican mucho a los separatistas y droides, por ejemplo. Las listas siempre se forman por ocho miniaturas (peanas, mejor dicho) que habrá que escoger en función de los líderes que vayamos a jugar, por lo que las combinaciones están ligeramente limitadas al tratarse de un sistema que depende de los puntos que ofrecen los comandantes.
  • Ambientación: estamos ante dos de las propiedades intelectuales con trasfondos más extensos (y siguen creciendo) de los que nos podamos encontrar, pudiendo encontrar fácilmente con una simple búsqueda en internet historias, imágenes, vídeos… que nos sirven de inspiración tanto para pintado, conversiones, creación de escenarios o campañas narrativas. Warhammer 40000 dispone de una gran cantidad de libros, tanto novelas como manuales, llenos de historias, en el caso de las novelas algunas increíblemente buenas como la saga de Los Fantasmas de Gaunt pero otras de calidad más que dudosa (los libros ambientados en los videojuegos de Dawn of War por ejemplo). Miles de ilustraciones y fanarts se pueden encontrar e incluso varios videojuegos y juegos de mesa que amplian el universo futurista de Workshop. Por el lado de Star Wars poco hay que decir que no se sepa, siendo de los primeros en explotar el merchandising hasta niveles inimaginables cuando a finales de los 70 se estrenó la primera película. Videojuegos, novelas, cómics, juegos de mesa, de rol, figuras, funkos por todos lados… no hay parte de la cultura popular donde no encontremos referencias. Tenemos Star wars allá donde miremos, en gran cantidad y también con una calidad que va desde obras imprescindibles hasta el ridículo más bochornoso.

Pero el ambiente de cada juego es distinto, Kill Team nos muestra un futuro decadente, sombrío y desesperanzador en el que los individuos no son más que herramientas prescindibles en un sistema tiránico, fanático y asfixiante. Da igual en que facción pienses, todas encajan en alguno o todos los adjetivos que hemos descrito. Los componentes de fantasía y magia son abundantes, aunque desconocidos para la mayoría de la población y los dioses y mortales interactúan con asiduidad. Star Wars por otro lado si que deja espacio para la esperanza, tenemos a unos buenos y unos malos bastante definidos (con notables excepciones) y una galaxia donde por lo general la guerra no está en cada rincón y la civilización puede desarrollarse. La parte más fantástica, encarnada por la Fuerza, puede ser desde muy sutil influenciando en las personas y hechos a muy determinante en momentos clave del canon. Según la época los usuarios de la Fuerza son perseguidos o vistos con admiración.

  • Coste económico: los dineros que nos va a costar jugar. En ambos casos las cajas básicas son muy recomendables, aunque en el caso de Kill Team son de tiradas limitadas, por lo que hay que estar atentos para comprarlos a tiempo. Dichas cajas permiten jugar a dos jugadores con listas completas, obviamente muy limitados ya que las listas son muy cerradas. A la hora de comprar bandas nuevas Kill Team es muy económico, con una caja dispones de casi todas las opciones posibles, si tienes maña e inviertes en imanes puedes disponer de todas o simplemente coger una segunda caja a medias con alguien y repartirse las piezas. Esto hace que por menos de cien euros dispongas de una banda, baraja de juego equilibrado y los complementos oficiales, aunque luego tocará desembolsar en escenografía, las kill zones, con edificios, ruinas, pasarelas… y el tapete de juego elevan este coste, aunque siempre se pueden comprar entre varios jugadores. Una inversión de 150 a 200 euros nos ofrece algo de variedad en bandas y una mesa de juego oficial. Shatterpoint por otro lado es ligeramente más caro sin contar la caja básica. Cada expansión consta de un equipo de asalto y una partida estándar se juega con dos, como tienen precios similares implica que el coste sea el doble para obtener la misma variedad y opciones, sin embargo, esto solo es al principio, ya que al poder combinar miniaturas de distintas cajas las combinaciones son mayores. La escenografía tiene un coste algo mayor que puede limitar las compras. El ahorro viene en la falta de necesidad de comprar manuales ya que todas las reglas de juego y perfiles se pueden descargar de la página de Atomic Mass. De inicio sin caja básica (híperrecomendada!!!) para tener variedad, escenografía y complementos (esos dados…) una inversión de 200 o 250 euros puede ser necesaria.

Resultados del análisis versus

  • Sistemas de juego: estamos ante dos sistemas bastante ágiles y sencillos en los que Shatterpoint tal vez tenga la ventaja de ser un poco más intuitivo y con mecánicas más novedosas.
  • Miniaturas: aunque ambas nos ofrecen miniaturas increíbles Kill Team tiene la gran ventaja del multicomponente y diversidad de miniaturas, al menos a día de publicación de este artículo, que permiten una gran personalización de los agentes de manera fácil.
  • Facciones: la variedad de facciones en Kill Team se ve lastrada por las pocas combinaciones que se pueden realizar. Shatterpoint, con su creciente variedad de referencias, ofrece más experiencias y facilidad para encontrar tu estilo propio de juego sin limitarte a una lista concreta.
  • Ambientación: aquí dependerá del gusto del consumidor, ambos son muy grandes, con multitud de productos derivados (mayor en el caso de Star Wars) por lo que cada cual que escoja lo que prefiere, el grimdark o el space opera.
  • Coste económico: si lo que quieres es gastar poco y no te interesan o no puedes conseguir la caja básica, Kill team te saldrá más económico de inicio, aunque a larga Shatterpoint puede ofrecerte más variedad por menos.

Esperamos que os gustara este nuevo formato, disfrutad de vuestras partidas y que los dados sean propicios. Nos vemos en próximos artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: