Vie. May 31st, 2024

Muy buenas gente, hoy volvemos a la galaxia muy muy lejana de Star Wars para hablar de algo que siempre nos gusta a los aficionados, el canon oficial y aquello que no lo es y un día lo fue.

En octubre de 2012, Walt Disney Company adquirió Lucasfilm, la productora responsable de crear contenidos de Star Wars. Como sabemos ahora, Disney tenía grandes planes para la franquicia, con una nueva trilogía, un conjunto de películas independientes y un acuerdo con el gigante de los videojuegos Electronic Arts (EA).

Con intención de dar libertad creativa a sus propios creadores para producir nuevo contenido y evitar cualquier conflicto en la continuidad del trasfondo, Lucasfilm anunció que el universo expandido (UE) establecido antes de 2014 dejaría de ser canónico.

¿Qué era el universo expandido? Eran todos los productos que contaban historias fuera de las películas principales, principalmente novelas y cómics. Este UE también incluía videojuegos, series y juegos de mesa y rol.

Aquí entraban historias de todo tipo, algunas ambientadas en el pasado remoto de la República Galáctica como los muy queridos videojuegos de los Caballeros de la Antigua República (Kottor para los aficionados), otras paralelas a las películas clásicas, como la novela “El ojo de la mente” donde Luke y Vader se enfrentan antes de su encuentro en El Imperio contraataca (spoiler, Vader tropieza y se cae por un barranco… calidad literaria) y otros relatos y cómics que nos hablaban de un futuro en el que una raza alienígena de fuera de la galaxia amenaza a la Nueva República, unos enemigos más odiados que amados.

Todo este material se renombró como “Legends” dejándolo fuera de la línea argumental del universo de Star Wars, pero que aún así siguió sirviendo de inspiración, por ello en estos últimos diez años han regresado personajes e historias del Universo Expandido, casi siempre de la mano de Dave Filoni.

Por otro lado, se estableció en ese momento (2014) que el canon lo formaban las seis películas numeradas de la saga, la trilogía clásica y las precuelas, y la serie de animación “The Clone Wars” de Filoni, incluida la película homónima.

De este modo quedaba todo muy reducido, haciendo que cualquiera pudiera consumir todo el canon en unas semanas, y los nuevos productos de Disney no afectasen creando paradojas y discusiones eternas en foros y barras de bar (o donde sea), aunque al final no consiguieron ni una cosa ni otra.

Todas las series (salvo Visions), videojuegos y novelas creadas a continuación entraron el canon, además de las cinco películas, para alegría o lamento de la comunidad.

Dentro de estos productos destacan obras como los libros sobre el Gran Almirante Thrawn, la serie animada “Rebels”, los videojuegos “Jedi Fallen Order” y “Jedi Survivor” con Kal Kestis como protagonista y sobre todas ellas el gran éxito de “The Mandalorian”.

En el canon nuevo que se creó muchos personajes que ahora están en Legends han vuelto, con historias cambiadas, pero manteniendo su esencia. El caso más claro es el de Thrawn, la amenaza imperial tras la caída del Emperador y la formación de la Nueva República.

En algunos productos secundarios, más asociados al ocio como la aparición de naves icónicas en Xwing y algún personaje como Mara Jade, aunque sin indicar que pueda ser la futura pareja de Luke, especialmente tras la trilogía Disney.

Con todo esto, a la hora de diferenciar los productos canon y Legends es sencillo (salvo que busquéis en segunda mano) a partir de 2014 todo lo que sea perteneciente al antiguo universo expandido se fabrica con una banda dorada que indica que pertenece a la línea Legends, la mayoría novelas y cómics.

Actualmente son una fuente de inspiración para nuevas series, libros y juegos especialmente para los jugadores de juegos de rol.

Por tanto, disfrutad del gran universo de Star Wars, tanto Legends como el canon oficial te darán mil anécdotas y datos (inútiles para la vida) con los que molestar a tus amigos durante tus partidas a Shatterpoint, Legión, Rebellion y demás. ¡Que la Fuerza os acompañe”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: