Vie. Mar 1st, 2024

Dentro del Imperio, la Inquisición ostenta un poder sin igual. Sus agentes, conocidos como Inquisidores, inspiran temor y respeto en igual medida. Son figuras misteriosas y temibles, a menudo retratadas como jueces implacables que descienden de lo alto para juzgar y condenar a mutantes, traidores y herejes.

En cada rincón del Imperio, desde las subcolmenas más miserables hasta las cortes de la nobleza, los ciudadanos han oído hablar de las leyendas de muerte y destrucción que los Inquisidores llevan consigo. Cruzar el camino de uno de ellos y sobrevivir es un hecho raro, y pocos desearían volver a ser el centro de su atención.

El Inquisitor Eisenhorn by Jake Murray

La Inquisición se organiza en diversas órdenes  , cada una especializada en una amenaza para el Imperio . 

OPERATIVOS INQUISITORIALES para Kill Team

Las Ordenes mayores son el Ordo Malleus, el Ordo Hereticus y el Ordo Xenos, cada una encargada de lidiar con amenazas específicas, ya sean demonios, herejes o xenos.

Apariencia y Armamento de los Inquisidores

Los Inquisidores son tan diversos en apariencia y personalidad como las amenazas que enfrentan. Pueden ser jóvenes fanáticos feroces o ancianos veteranos que han luchado en las sombras durante siglos.

Algunos optan por vestimentas ostentosas que revelan su lealtad, mientras que otros prefieren pasar desapercibidos.

Sus arsenales son igualmente variados, ya que llevan una amplia gama de armas y equipo para hacer frente a cualquier peligro, incluyendo armas tomadas de enemigos derrotados, artefactos alienígenas e incluso algunos radicales portan terribles hojas poseídas por algún demonio.

El poder Inquisitorial

La moralidad y las leyes del Imperio rara vez influyen en las decisiones de un Inquisidor, a menos que les convenga. Su autoridad proviene directamente del Emperador, lo que les otorga una independencia sin parangón.

Solo responden ante sus compañeros Inquisidores y tienen el poder de exigir la ayuda de cualquier ciudadano del Imperio, desde clérigos hasta capítulos enteros de Marines Espaciales y flotas de la Armada Imperial.

El objetivo fundamental de un Inquisidor es la supervivencia de la Humanidad, no a nivel personal, sino a una escala galáctica. Su pragmatismo frío y su compromiso con la verdad absoluta los diferencian incluso de los devotos seguidores de la Eclesiarquía.

Los Inquisidores se centran en los hechos del momento y en las consecuencias de los actos, sin importar cuán insignificantes parezcan.

Aunque son individuos ilustrados, los Inquisidores no poseen un conocimiento absoluto, ya que ni siquiera los más experimentados entre ellos pueden igualar la sabiduría del Emperador.

Enfrentados a innumerables amenazas, su labor es inmensa, desde lidiar con demonios más allá de la luz del Emperador hasta enfrentar invasiones alienígenas y corrupción dentro de la propia Humanidad. Los Inquisidores trabajan incansablemente para contener estas amenazas, recurriendo a métodos a menudo extremos.

La moralidad y la compasión son lujos que el Imperio no puede permitirse, y los Inquisidores son los héroes que su tiempo demanda, aunque sus acciones puedan resultar monstruosas para algunos.

La Inquisición permite que la mayoría de la población Imperial viva en la ignorancia, ya que a menudo es más seguro para ellos. Esto les permite mantener sus creencias en demonios, dioses y ángeles sin que la Inquisición cuestione esas creencias paganas.

La Inquisición entiende que, en ocasiones, es más conveniente para la cordura de la población mantener la ficción de que los demonios y las fuerzas oscuras son meramente supersticiones.

LAS GUERRAS INTERNAS DE LA INQUISICIÓN

Los conflictos ideológicos entre los Radicales y los Puritanos son comunes dentro de la Inquisición. Algunos Inquisidores creen que la única forma de vencer a los enemigos es utilizando métodos radicalmente diferentes, como recurrir a la herejía para combatir demonios. Otros, en cambio, consideran que tales compromisos son peligrosos y que la pureza es esencial. La distinción entre Radicales y Puritanos es relativa y se basa en las opiniones de cada observador. Los desacuerdos a veces llevan a conflictos personales, pero la mayoría de las veces se resuelven o se superan debido a amenazas más graves.

Los Inquisidores enfrentan dilemas éticos constantes, ya que su trabajo implica tomar decisiones difíciles que afectan a millones de vidas.

LORD-INQUISITOR KYRIA DRAXUS

Los métodos radicales pueden salvar vidas, pero también corromper al Inquisidor convirtiéndolo en uno de los mayores peligros para el Imperio . Los puritanos, en cambio, pueden ser demasiado cerrados de mente y poner eliminando cualquier posibilidad que la Humanidad avance en el conocimiento y condenándola a una eterna oscuridad y terror .

En resumen, la Inquisición del Emperador es la poderosa encargada de proteger la Humanidad a cualquier costo, sin importar cuán extremas sean las medidas que deban tomar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: